- Correos @uyuniweb.com

- Hosting/ Alojamiento web en Internet

- ¿Como ayudar a UyuniWeb?
Documento sin título

Foto: (Renán D Cabrera) Mercado Antofagasta

Historia de Uyuni

Escrito por: Anibal Blanco Sandino

Libro: Uyuni, su historia, presente y su futuro

 

La historia de un pueblo es el espíritu que alimenta su proyección y futuro. No es un recuerdo nostálgico pasivo. Al contrario, hacer historia significa revitalizar y dinamizar la conciencia cívica, patriótica y social de un pueblo. En este sentido, como humilde hijo de UYUNI, aplaudo la iniciativa del autor de esta obra y felicito también a los residentes uyunenses de todo el país por ese intenso y contagiante movimiento de resurrección que están imprimiendo en todos los niveles para lograr que nuestra tierra, LA HIJA PREDILECTA DE BOLIVIA, se convierta en una vez más en la principal protagonista del acontecer político, económico, y cultural del país.

Es por ese humilde criterio que me uno a esa inmensa inquietud, publicando esta obra que servirá como punto de partida para futuras investigaciones.

Martín Cortez James

SU FUNDACIÓN

La fundación de Uyuni esta íntimamente ligada a la explotación de las minas de plata y a la construcción de la vía férrea Antofagasta / Huanchaca.

A la conclusión de la guerra del pacifico, donde Bolivia perdió su Litoral marítimo a manos de los usurpadores chilenos, el vecino país planifico el repoblamiento de todo el territorio conquistado tanto a Bolivia como al Perú. Al mismo tiempo, con la visión de sentar soberanía sobre sus nuevos territorios, realizaron una rápida incursión ferrocarrilera por la costa del Pacifico. Por entonces, e l Dr. Aniceto Arce, que había nacido en la ciudad de Tarija un 17 de abril de 1824, siendo un gran industrial minero y un prominente político, accedió a la Presidencia de la Republica el 15 de agosto de 1888. Durante su gobierno tuvo grandes intenciones para solucionar pacíficamente el problema del enclaustramiento marítimo al que nos había sometido la Republica de Chile, para que el puerto de arica (antes Perú) pasara a depender de la soberanía boliviana; lo que a su interés de industrial minero hubiera favorecido enormemente; pero al convertirse este deseo en una simple quimera, se obstinó en forma determinante en construir el ferrocarril Antofagasta - Bolivia, debido a que en aquella época la exportación del mineral de plata que realizaba la Compañía Huanchaca de Bolivia, que era de su propiedad y que además tenía mucha fama, indispensablemente debía realizarse por el puerto de Antofagasta. Para esa época solo se conocían Empresas carretoneras, que dicho sea de paso, demoraban demasiado tiempo en arribar a puerto. Al ritmo que iban, estos hacían descansos obligados en plena altipampa; entre uno de esos lugares se encontraba un villorrio conocido con el nombre de Uyuni, situado en lo que hoy los lugareños conocemos como "Posta Vieja"

A propósito del origen de la palabra "UYUNI", existen la versión que dice que en el lugar denominado "Posta Vieja" se hallaba asentada una familia de apellido Uyuli, de donde derivaría el nombre de Uyuni; sin embargo, hay otra que al parecer es la más correcta y aceptable y viene de los vocablos aymaras: UYUJA = mi casa, UYUPA = su casa y UYUNI = con casa; lo que significaría que Uyuni fue creada en un lugar que para entonces contaba "con casa" o con una especie de tambo que poseía corrales para el albergue de los carreteros y sus animales en tránsito.

El presidente Aniceto Arce, como industrial intrépido y de férrea voluntad, no escatimó esfuerzo alguno en la construcción del ferrocarril, debido a que su Plan de Gobierno era netamente de vinculación territorial; prueba de ello, está la construcción del puente colgante sobre el río Pilcomayo.

La realización del proyecto de vinculación ferroviaria Antofagasta - Bolivia, levantó la voz de protesta de sis adversarios políticos, quienes con duras y severas criticas consideraban al Dr. Arce, como un gobernante entreguista del resto de nuestro territorio al pueblo chileno que nos había usurpado alevosamente nuestro Litoral. Pese a estas protestas, que habían incitado a realizar revoluciones para destituirlo de la presidencia; el hombre de personalidad irreductible, supo campear las tremendas dificultades y llevar adelante su anhelado proyecto, (se cuenta que en una ocasión, tuvo que disfrazarse de fraile para salvar su pellejo); de esta manera interpretada de suma importancia la construcción del ferrocarril, en febrero de 1889 estaba ya concluida la punta de rieles en la zona denominada "Uyuni", en cuyo villorrio la gente especulaba que los constructores (por lo menos costo en mano de obra, chilenos en su totalidad) saquearían las instalaciones de la compañía Huanchaca de Bolivia. Por este motivo y con la cautela respectiva por la desconfianza que sentían los pobladores bolivianos, se ordenó que en esa altipampa momentáneamente, los trabajos de tendido de rieles se den por terminado.
El motivo del tren que llegaba hasta punta de rieles con el embarque de los minerales hacia el puerto de Antofagasta, dio lugar a una franca actividad comercial y al rápido crecimiento de una población exenta de una correcta urbanización; esto motivó a que las autoridades comisionaran al Ing. Julio Pinkas, la confección de un plano urbanístico acorde a la importancia de la floreciente población, el mismo que fue realizado con un pensamiento futurista; con calles anchas, muy propias de las grandes ciudades del orbe; quizá creyendo que al paso que crecía, muy pronto se convertiría en una gran metrópoli. Este inusitado crecimiento dio lugar a que el Ministerio de Hacienda e Industria a solicitud del Presidente de la República, en un 11 de julio de 1889 diera a conocer la Resolución Suprema correspondiente a la fundación de Uyuni, cuyo tenor principal expresa:

Art. 1º. Autorizase la creación de una ciudad en el km. 610 de la vía Antofagasta a Pulacayo bajo al denominación de "Ciudad de Uyuni" y conforme al plano presentado y que se encuentra en este Ministerio.

Art. 2º. Adjudicase en propiedad a la Compañía del ferrocarril de Antofagasta a Huanchaca conforme a lo presentado en el Art. 10 de la ley del 29 de noviembre del próximo año, un área de terreno con un kilómetro de largo y 500 metros de ancho para la Estación Uyuni del ferrocarril Antofagasta a Pulacayo. Adjudicase igualmente a la mencionada Empresa Minera, dos manzanos de la proyectada Ciudad de Uyuni, los que serán designados con las letras F y G en el mencionado plano.

Consecuencia de esta resolución suprema, la ciudad de Uyuni se funda como capital de la provincia de Potosí, un 20 de febrero de 1890.

SU HISTORIA

Remontándonos al origen de su fundación, el gobierno del Dr. Aniceto Arce luego de intentar solucionar por inquietud propia el problema marítimo con la República de Chile, determina la construcción del ferrocarril Antofagasta - Bolivia, como única solución para que la Compañía Huanchaca de Bolivia (rica en yacimientos y plata) pueda exportar sus minerales a centros industriales de ultramar, dando origen al crecimiento de una población en el lugar en que se había suspendido temporalmente el tendido de la línea férrea.

El hecho de que esta nueva población tuviera un desarrollo intensivo, motivó para que su gobierno municipal y la población íntegra, solicitaran al gobierno la fecha oficial de su fundación, al mismo tiempo pedían que la nueva ciudad llevase el nombre de "Aniceto Arce" (Ciudad Arce): el Presidente de la Republica no acepto tan honroso nombramiento, surgió que la misma conservara su nombre original: de tal suerte, un 11 de julio del año 1889 se dictaba la Resolución Suprema que indicaba su fundación.

Por lo expuesto anteriormente claramente se nota que el Dr. Arce nunca tuvo la intención de crear poblaciones en las zonas altiplánicas sureñas del solar patrio; porque de haberlo pensado así, hubiese buscado un sitio en el que se pueda proveer en primer lugar del liquido elemento (agua) y se pueda proteger de la inclemencia de la naturaleza. Por esto se puede deducir que Uyuni es obra de la casualidad.

Como dijimos anteriormente, antes de la fundación de esta ciudad, ya operaban las primeras Empresas Carretoneras encargadas del transporte del mineral de plata de la Compañía Huanchaca de Bolivia cuyos propietarios Srs. Ruperto Geria, Jorge Casanova, Anselmo Rodríguez y otros de menor asémila, fueron los primeros pobladores junto a quienes se cree construyeron las primeras viviendas. Ellos son Dn. Salomé Quiroz, Pedro Torquemada y Emetrio Aldunate, oriundos del puerto boliviano de Cobija, (para ese entonces, recientemente perdió en la Guerra del Pacifico con Chile). A esto se suman otros que se dedicaban al comercio, como: Salvador Calan, los Uyuli de Colcha K. La familia Copa de Pelcoya, los Molina de San Pedro de Quemes - (poblado que fue incendiado durante la Guerra contra Chile); los Cayo y Plánico Mena de las proximidades de Chiguana, los Aróstegui, Ignacio, Yaparí, Gonzales y García, de Salinas, de Garci Mendoza y finalmente los chilenos que establecieron su residencial luego de concluir el tendido de la línea férrea.

El creciente movimiento existente, también trajo consigo a muchos ciudadanos extranjeros que instalaron sus casas comerciales y convirtieron a la nueva población en una ciudad cosmopolita; yugoeslavos, austriacos, árabes, italianos y otros, conformaban la colmena humana de la floreciente ciudad que nacía al mundo con jerarquía. Entre los principales podemos citar a: Jerónimo Yutrovic, Henando Orlandi, Esteban, Nicolás y Pedro Ugrinovic, Linzio Rossaza, Malulic Sasunic, Jorge Larrieu, José Dippo, Nicodemus Lazo, José Salamé, Alí Gamen, Pedro Ljubetic, José julio, Ricardo Sasamoto, junto a otros que instalaron sus importadoras como: Daulsberg y Cía. Harseim So. Ltda., Gustavo Hinke y Cía; con oficinas recolectoras de minerales: Hoschild y Cía. Duncan Fox y Cía. Ricardo Cruz, Sucesión J.H. Valderrama: a estos se suman casas comerciales de bolivianos, como: Portillo y Cía. Mauricia Vda. De Aróstegui, Heriberto Tejerían, Sebastián Hnos., Florencio Jordán, Isidro Ignacio, Donato Mayorga, Manuel García, Doroteto Cayo, Claudio Mamani, Pablo Copa, Candelaria Albino y Pedro P. Pérez.

La enorme cantidad de mercaderías importadas de origen europeo, dio lugar a que la población solicitara a los poderes públicos, la organización de una Aduana Nacional que se encargue de realizar la recaudación de impuestos, porque así se requería de inmediato; esto ocasiono la creación de impuestos, porque así se requería de inmediato; esto ocasiono la creación de las primeras Agencias Aduaneras como la Abaroa Masón Delgado y Cía. Huanchaca de Bolivia y Gomes y Mier. completaron la laboriosa tarea de fiscalizar la recaudación de ingreso para el país; convirtiendo a Uyuni, en la principal recaudadora de Bolivia, con recaudaciones de hasta el 70 % del total del presupuesto nacional hasta los años 50.

Para esos años, las empresas carretoneras pasaron de transportadoras de minerales a transportadoras de la mercancías que se encontraban abarrotadas en los grandes depósitos aduaneros (los más grandes del Sur del país); de ahí debían distribuir la carga a Tupiza, Cotagaita y el Norte argentino, en tanto que otras a Potosí, Sucre, Oruro, Cochabamba y La Paz.

Formalizada la futura ciudad con calles exageradamente anchas, urgía la constitución de la Municipalidad y de las respectivas autoridades; en consecuencia, los habitantes en Cabildo Abierto designaron al primer Presidente de la Honorable Municipalidad, cargo que recayó en la persona del Sr. Emetrio Aldunate que junto a los demás munícipes, prestaban sus valiosos servicios en forma Ad - honorem.

Poco a poco la ciudad fue tomando forma. En esa época se edificaron vistosas construcciones, como el Hotel de Uyuni (construido de pura madera en previsión a los temblores), la Municipalidad (de dos pisos), las Escuelas "Aniceto Arce" para varones y "Juana Azurduy de Padilla" para niñas, el Banco de la Nación boliviana, el Teatro Municipal y otras casas particulares.

Como todo poblado que toma cuerpo confronta problemas de diversa índole, las inmortales fueron las primeras en aparecer. Se dice que en "la calle del peligro" (hoy calle Camacho) a la que hace alusión Adolfo Costa Du Rels en su obra "La Miskisimi", se suscitaban constantes riñas con algunos que terminaban en muertes, por la existencia de casas de tolerancias. Para frenar estos desmanes, los vecinos de la ciudad a la cabeza de Dn. Salomé Quiroz e Isidro Ignacio, reunieron una veintena de voluntarios para resguardar el orden, organizándolos bajo la denominación de "Guardia Nacional", proveyéndoles para el cumplimiento del deber; escopetas, rifles, pistolas, machetes y todo objeto apto para el servicio. Dña. Mauricia Vda. de Aróstegui tuvo la gentileza de obsequiarles uniformes confeccionados con un finísimo paño de color verde oscuro, con el fin de que los voluntarios inspiren mayor autoridad.

Hasta ahí, estaba bien marcado el hecho de que quienes habitaban este jirón patrio, trabajaban imbuidos de un alto espíritu patriótico y de servicio al prójimo; tanto párroco como maestros eran pagados por la Municipalidad. Ya en 1907 existía una sociedad de Beneficencia de Señoras, cuya misión era la de prestar protección a los menesterosos y la ayuda a las familias pobres de la ciudad. En septiembre de ese año fue fundada la "Sociedad de Socorros Mutuos de la Unión Obrera".

La primera vez que Uyuni ocupo las paginas de la historia Nacional, fue cuando apenas transcurridos cinco años de su fundación, en 1894 era escenario de la muerte del Ex - presidente de la Republica Gral. Hilarión Daza, quien bajo la acusación de ser el principal responsable de la pérdida de nuestro Litoral en la Guerra del Pacífico, venía desde Europa para asumir defensa; a su llegada a la estación ferroviaria de Uyuni, el piquete de soldados que debía custodiarlo, descargó sus armas en tan controvertido personaje, cerrando así una de las páginas más vergonzosas de la historia boliviana. Otro acontecimiento que vivió Uyuni, fue cuando en 1949 llegaban repatriados desde Chile los restos de nuestro más grande Héroe Nacional: Don Eduardo Avaroa "Defensor del Topáter", siendo Uyuni la primera ciudad boliviana en rendirle un justo homenaje póstumo con todos los honores militares. Los pobladores que asistieron masivamente a velar sus restos, expresaban su rabia y su dolor al recordar tan vil asesinato.

EL FERROCARRIL Y SU INFLUENCIA EN UYUNI

El proyecto ferrocarril, que en su primera fase debía llegar desde Antofagasta a Pulacayo y Huanchaca, ante el temor de que los trabajadores que realizaban el tendido de la vía férrea (chilenos en su totalidad) saquearan las instalaciones de la Cía. Huanchaca de Bolivia, suspendió su construcción, quedando la punta de rieles en el lugar denominado Uyuni, hasta donde llegaban los trenes que exportaban los minerales de plata; este hecho produjo tanta actividad comercial en el lugar: que se decidió construir una estación ferroviaria, lo que en forma definitiva originó el asentamiento de la población.

Instalada la estación ferroviaria, gran parte del vecindario empezó a vivir sus expensas y al de la empresa "Bolivian Railway", que absorbieron a más de un millar de empleados y obreros que trabajaban en sus departamentos de Tracción, Maestranza, Vía y Obras, Tráfico y Almacenes. A estas alturas, Uyuni se había convertido en el lugar de empalme de los ferrocarriles Antofagasta - Bolivia, ramal Atocha, línea Oruro y ramal Potosí (este último con desvió a partir de la estación Río Mulato); además, la Cía. Huanchaca de Bolivia, tenía su propio ferrocarril que partiendo de Uyuni, hacía un recorrido de 32 km. hasta la localidad de Pulacayo.

Las demás capitales de departamento, jamás desearon que el ferrocarril se aproximara a sus puertas; por el contrario, vertían expresiones malévolas en contra del Presidente de la República. Pese a esto, el Dr. Arce con su agresiva política de comunicación, extendió la vía férrea hasta la ciudad de Oruro contra la marcada oposición de tipo político. Así un 15 de mayo de 1892, el Dr. Aniceto Arce colocaba el último remache de oro en esa ciudad y derramando lágrimas expresó "mi obra esta concluida, ahora podéis matarme".

El Dr. Aniceto Arce, había accedido a la Presidencia de la República estando en la opulencia, sin embargo dejó la misma muy pobre. Luego de su muerte en la ciudad de Sucre un 14 de agosto de 1906, recién tanto gobernantes como pueblo se daban cuenta de la gran labor que había realizado este gobernante.

ESCÚCHENOS TAMBIEN POR:


La historia de las radios de Uyuni en audio

Los tigres de Uyuni




VER MÁS VIDEOS CLIC AQUÍ>>>
Visitas: 2495345 | Hoy: 93 | En linea: 10

Bolivia Discovery

Información turistica de Uyuni

Personajes de Uyuni: SR. Clodomiro Melgares Gomez

66 años de la Comparsa “Yankee Boys”

INVOLUCION DE LOS CENTROS DE RESIDENTES UYUNENSES

Ing. Kurt Reinstch Valencia.-Uyunense notable

Uyuni, ahora

RECORDACIONES DE UYUNI...!!!

QUO VADIS UYUNI????

En un 11 de julio, Uyuni se abre al mundo con un moderno aeropuerto ¡¡Felicidades!!

HISTORIA DE LOS FERROCARRILES BOLIVIANOS

Las antiguas locomotoras del cementerio de trenes de Uyuni son objeto de robos

El Ejército rescata a 38 personas de la nevada en nuestras regiones

Brigada avanza en medio de la nieve para rescatar turistas en el Silala

Historia de los ferrocarriles bolivianos

El aeropuerto de Uyuni está casi listo, sólo faltan detalles

¡Este es el Informe del Carnaval 2011, de nuestra querida tierra de Uyuni...!

¡Cochabamba – Uyuni y viceversa, están conectados DIRECTAMENTE POR TRANS OMAR!

Homenaje a los beneméritos, El cabito Míguez: Una historia para la Historia

Si los tratamos o nos tratan así volveremos a Uyuni???

Breve historia de Uyuni

¿Por que amamos tanto a Uyuni?

De matemáticos y otras reminiscencias

¡Ay señor, estos carnavales…!

La explotación del Litio ¿una buena noticia?

Don Herbert Reintsch Bohme

Remembranza de la Navidad en UYUNI